Cronobiología personalizada: El futuro de los cuidados en salud.

 

Mª Ángeles Bonmatí

 

Son muchas las conductas que afectan negativamente a nuestros ritmos circadianos y generan cronodisrupción (CD), una alteración de los ritmos fisiológicos, comportamentales o bioquímicos de nuestro organismo relacionada con diversas patologías como la depresión, el cáncer y ciertos transtornos cardiovasculares, metabólicos y neurodegenerativos. La comunidad científica demanda nuevos instrumentos para evaluar el sueño y la salud circadiana desde el punto de vista clínico y diagnóstico mediante innovadores dispositivos, modelos predictivos basados en datos poblacionales y minería de datos, que nos permitan desarrollar modelos predictivos y biomarcadores, y con ello, poner en marcha estrategias personalizadas y eficaces para contrarrestar la CD "en la vida real" modificando los hábitos incorrectos de la población con mayor riesgo de CD: adolescentes, ancianos y enfermos de las unidades de cuidados intensivos (un ambiente especialmente cronodisruptor). Por ello, el desarrollo de dispositivos vestibles multisensor y de procedimientos validados para cuantificar el sueño y la disrupción circadiana son clave para la medicina personalizada. Nuestros dispositivos y algoritmos están pensados para implicar a los usuarios en mejorar su estilo de vida, la robustez circadiana, y así su salud y bienestar, guiando al usuario de forma personalizada no solo para mejorar su hábitos, sino también para comprobar la eficacia de las intervenciones.