Múltiples acciones de la hormona de crecimiento en el organismo humano

 

Jesús Devesa Mújica

 

La hormona de crecimiento es una hormona pleiotrópica que, como nuestro grupo por vez primera demostró, no solamente se expresa en la hipófisis si no prácticamente en todos los tejidos y órganos, ya desde las primeras fases del desarrollo embrionario, en los que lleva a cabo acciones auto/para e intracrinas que van mucho más allá de lo que es el clásico concepto de esta hormona como una hormona metabólica (anabolizante, hiperglucemiante y lipolítica) y responsable del crecimiento hasta que la pubertad finaliza. En este sentido nuestro grupo ha venido analizando desde 1986 las acciones de esta hormona en pacientes GH-deficientes y normales, cultivos celulares, y modelos experimentales de ratones y ratas con daño cerebral, así como su efecto reparador a nivel vascular en pacientes con isquemia crítica de miembro inferior condenados a la amputación del miembro. En esta conferencia nos centraremos en la acción de GH sobre la proliferación de células madre cerebrales y medulares, y su transformación en neuronas capaces de regenerar el daño cerebral o medular en modelos experimentales de ratón y rata, y pacientes con daño cerebral adquirido neonatal, o el efecto de la hormona sobre la plasticidad neural y recuperación en ratas con severo daño del córtex motor frontal, o recuperación de la función del nervio ciático tras su sección inducida en ratas, o pacientes con lesión de este nervio tras traumatismos, o atrofias por enfermedad de pequeño vaso de los nervios ópticos. Analizaremos igualmente el efecto reparador del tratamiento con GH en pacientes con daño cerebral adquirido por parada cardio-respiratoria, traumatismos cráneo-encefálicos, ahogamientos o ictus. Valoraremos igualmente el efecto anti-envejecimiento de la hormona, a expensas de la inducción de su liberación por Klotho, con el objetivo de reparar los daños producidos por placas ateromatosas arteriales, y describiremos cómo la GH es capaz de inducir una completa inervación motora y sensitiva en pacientes con síndrome de regresión caudal (médula interrumpida durante el desarrollo fetal) o mielomeningocele. Igualmente describiremos cómo la GH puede recuperar la lesión medular adquirida, incluso lesiones completas, particularmente en pacientes prepuberales. Por último, describiremos en qué se basa la existencia de una ventana de tiempo, período durante el cual la GH no es capaz de actuar en la reparación, y como finalizada esa ventana la recuperación del daño cerebral adquirido puede de nuevo tener lugar, incluso años después de la lesión. Finalizaremos mostrando las acciones cerebrales de GH, con imágenes de PET-SCAN en una paciente con genotipo de riesgo para el desarrollo de Alzheimer, así como el tratamiento con GH recupera las funciones metabólicas cerebrales perdidas en este caso, postulando que el tratamiento precoz con GH y melatonina puede ser un arma eficaz para la prevención o enlentecimiento del desarrollo de esta demencia. Demostraremos que la GH es eficaz y segura en todos estos tratamientos.